viernes, 2 de diciembre de 2016

FC St Pauli, el club pirata


El barrio de Sankt Pauli ha marcado la historia del club que lleva su nombre. En unos inicios esta zona portuaria de Hamburgo era habitada por marineros y gentes de clase obrera. A partir de los 60 los inmigrantes poblarán esta zona de la ciudad. Y ya desde los 80 y 90 el barrio se popularizó llenándose de estudiantes y de jóvenes okupa. Hoy en día es el "barrio rojo" de Hamburgo y una de las zonas más modernas y alternativas. Esto ha hecho que el St Pauli FC sea un club especial, diferente. 




En la Alemania del káiser Guillermo II, el fútbol se consideraba como “la enfermedad del inglés”. Y más que enfermedad era pandemia pues la afición se extendió rápidamente. En este contexto, el 15 de mayo de 1910 se fundaba el FC Sankt Pauli sobre las bases de un club deportivo anterior, el Hamburg-St. Pauli Turnverein 1862.





Se trataba de un club humilde de un barrio humilde, el barrio portuario de la comercial y marinera Hamburgo. Para su equipación eligieron las telas más baratas del mercado, la marrón. Camisa marrón, pantalón blanco y medias marrones. Una peculiar indumentaria que aún distingue al club.



Siempre ha sido un equipo ascensor, compitiendo en las segundas y terceras divisiones del fútbol germano. De hecho su prestigio y fama no llega precisamente por éxitos deportivos, a pesar de lo cual se cuentan por miles sus seguidores por todo el mundo. Tanto club como aficionados siempre han tenido una inclinación progresista, alternativa, de izquierdas, dónde confluían (y continúa) comunistas y anarquistas….

Principios de los 60

Guy Acolatse

Ya en la temporada 63/64, cuando intentaba subir a la primera división alemana, la estrella de la plantilla Guy Acolatse, un delantero togolés que se convirtió en el primer futbolista de raza negra que ha jugado en la liga alemana. Esa misma temporada inauguraban el su estadio, el Millerntor-Stadion. Entre 1970 y 1998 el campo se llamó Wilhelm Koch Stadion, en honor a un presidente anterior. Cuando diversos historiadores descubrieron que Koch había colaborado con los nazis durante el Tercer Reich, en 1999 se recuperó la denominación Millerntor-Stadion por petición popular.

Wilhelm Koch Stadion

Millerntor-Stadion. Interior

Millerntor-Stadion. Exterior

Nunca ha sido un equipo exitoso, pero es, precisamente, a partir de los 80 y de la popularización del barrio entre jóvenes, punkis y todo tipo de movimiento alternativo cuando creció la fama de este club. Anarquistas, comunistas y socialistas empezaron a simpatizar con el equipo blanquimarrón y a contagiar la propia política del club con ideales de izquierda y sociales. Es en este momento, en pleno auge de los grupos ultras, cuando surge una intensa rivalidad con el FC Hansa Rostock cuyos ultras se relacionan con movimientos de extrema derecha. El otro gran enemigo, el HSV, el club rico de Hamburgo. 

Hansa vs St Pauli


La politizada y singular identidad del club queda constatada por hechos como que en los estatutos del club se declara a éste como antifascista, antirracista y antisexista. Sus aficionados presionaron a la entidad para que retirase un anuncio de una revista masculina por considerar que denigraba a las mujeres.



Y si fuera poco, a este club además se le conoce con el sobrenombre del “equipo pirata” debido a su seña de identidad, la bandera pirata. El escudo oficial está formado lo conforma los símbolos oficiales de la ciudad de Hamburgo, sin embargo la enseña que luce hasta en los banderines de corner del campo es la pirata. Ésta está relacionada con la tradición portuaria del barrio de Sankt Pauli y Hamburgo. Los aficionados comenzaron a lucirla en la década de 1980 como signo identitario de su rebeldía y el club la ha asumido como símbolo de su espíritu reivindicativo.



Mercadillo en Sankt Pauli

Todo ello ha hecho que poco a poco haya ido adquiriendo una gran fama. De tal modo hace unos años militaba en la tercera división alemana y su estadio lo abarrotaban 15000 modernas almas, mientras que la media de la división eran unos 200 espectadores. Tiene 11 millones de de aficionados en Alemania y más de 500 clubs de fans repartidos por el mundo. Ésto ha atraído a diversos patrocinadores como el de una tienda online de productos eróticos. Ésta, como propaganda, repartió 20000 preservativos con el escudo del St Pauli. 



Lo que no cabe duda que el FC St Pauli es un ejemplo de cómo vivir la pasión por unos colores, un club, unos símbolos y un deporte sin lograr éxitos deportivos.


Fuentes:
http://bundesligafanatic.com/how-meatballs-and-sausages-got-st-pauli-to-the-top/
https://www.fcstpauli.com/
http://www.kaisermagazine.com/retroblog/guy-acolatse-el-primer-futbolista-negro-bundesliga-st-pauli-alemania/

Dani Antón Autor de esta entrada: Dani Antón . Bloguero, gestor cultural y asesor histórico. Más en about.me/danianton . Twitter // Linkedin // Instagram  

No hay comentarios:

Publicar un comentario